6-Otros Enlaces(Ingles)

Alojado en
ZoomBlog

El quórum del sacerdocio

Por lualcaro - 22 de Febrero, 2007, 22:55, Categoría: General

El quórum del sacerdocio

Élder D. Todd Christofferson
de la Presidencia de los Setenta

"Decídanse ahora a hacer todo lo posible por lograr que su quórum del sacerdocio sea digno del nombre, sea fiel a su misión".

Élder D. Todd Christofferson

En 1918, el hermano George Goates era granjero y cultivaba remolacha azucarera en Lehi, Utah. Ese año el invierno empezó temprano y congeló gran parte de su cosecha de remolacha todavía por recoger. La siega fue lenta y difícil para el hermano Goates y su hijo Francis, un niño. Entretanto, una epidemia de gripe cundía por todo el lugar. La terrible enfermedad ya había truncado la vida de Charles, otro de sus hijos, y de tres hijitos de éste, dos niñitas y un varón; en el transcurso de sólo seis días, el apesadumbrado George Goates había hecho tres viajes a Ogden, Utah (entre Ogden y Lehi hay aproximadamente 115 kilómetros), con el fin de llevar los cuerpos para sepultarlos. Al final de ese espantoso período, George y Francis Goates tomaron su carromato y se dirigieron al campo de remolachas.

En el camino se cruzaron con muchas carretas conducidas por granjeros vecinos cargadas de remolachas que se dirigían a la fábrica azucarera. Al encontrarse, cada uno de los conductores lo saludaba con la mano y le decía: "¿Qué tal, tío George?", "Lo lamento mucho, George", "¡Qué pena, George!", "¡Acá estamos tus amigos, George!".

En la última carreta iba Jasper Rolfe, "el pecoso", que lo saludó alegremente, diciendo: "¡Aquí van todas, George!".

El hermano Goates se volvió hacia Francis y comentó: "¡Ojalá fueran todas las nuestras!".

Al llegar a la entrada de la granja, Francis bajó de un brinco y abrió el portón para que su padre entrara en el campo con el carromato. George detuvo a los animales y miró a su alrededor: ¡No había una sola remolacha en todo el campo! Entonces se dio cuenta de lo que Jasper Rolfe había querido decir con sus palabras: "¡Aquí van todas, George!"

El hermano Goates bajó de su carromato, recogió un puñado de la fértil tierra oscura que tanto amaba, y otro de tallos, y contempló un momento esos símbolos de su labor sin poder creerlo.

 http://www.lds.org/conference/talk/display/0,5232,89-3-15-16,00.html

Permalink :: Comentar | Referencias (0)