6-Otros Enlaces(Ingles)

Alojado en
ZoomBlog

Los padres en Sión

Por lualcaro - 22 de Febrero, 2007, 4:33, Categoría: General

Los padres en Sión

Presidente Boyd K. Packer
Presidente en funciones del Quórum de los Doce Apóstoles

"Quiero instar a los líderes a considerar más detenidamente el hogar para que no extiendan llamamientos ni programen actividades que impongan cargas innecesarias sobre los padres y las familias".

Presidente Boyd K. Packer

En 1831 el Señor dio una revelación a los padres de Sión1. Es precisamente sobre los padres que deseo hablar.

He servido como miembro del Quórum de los Doce desde hace veintiocho años y serví otros nueve como Ayudante de los Doce, lo cual hace un total de treinta y siete años, exactamente la mitad de mi vida.

Pero tengo otro llamamiento que ha durado más tiempo aún. Soy padre y abuelo. Me llevó unos cuantos años ganarme el título de abuelo y otros veinte años el de bisabuelo. Estos títulos --padre, abuelo, madre y abuela-- conllevan responsabilidad y una autoridad que deriva, en parte, de la experiencia. La experiencia es una poderosa maestra.

Mi llamamiento en el sacerdocio define mi posición en la Iglesia y el título de abuelo, mi posición en la familia. Quiero referirme a los dos en forma conjunta.

El ser padre o madre es una de las ocupaciones más importantes a las cuales puedan dedicarse los Santos de los Últimos Días. Muchos miembros se enfrentan con conflictos al esforzarse por equilibrar sus responsabilidades de padres con su fiel servicio en la Iglesia.

Hay cosas que son de importancia fundamental para el bienestar de una familia y que se encuentran únicamente al ir a la Iglesia. Allí están el sacerdocio, el cual faculta al hombre para guiar y bendecir a su esposa e hijos, y los convenios que los unen eternamente.

A los miembros de la Iglesia se les mandó "re[unirse] a menudo"2 y se les mandó que "al estar reunidos os instruyáis y os edifiquéis unos a otros"3. Mosíah y Alma dieron la misma instrucción a los de su pueblo4.

Se nos ha mandado "volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres"5.

El Señor llamó a José Smith, hijo, por su nombre y le dijo: ". . .No has guardado los mandamientos, y debes ser reprendido. . ."6. Él no había enseñado a sus hijos. Ésa es la única ocasión en la que se emplea el vocablo reprender para corregirle.

Su consejero, Frederick G. Williams, cayó bajo la misma condenación: "no has enseñado a tus hijos e hijas la luz y la verdad"7. A Sidney Rigdon se le dijo lo mismo, al igual que al obispo Newel K. Whitney8, a lo que el Señor añadió: "Lo que digo a uno lo digo a todos"9.

http://www.lds.org/conference/talk/display/0,5232,89-3-15-8,00.html

Permalink :: Comentar | Referencias (0)