6-Otros Enlaces(Ingles)

Alojado en
ZoomBlog

15-Respuestas

Prioridades Proféticas

Por lualcaro - 22 de Octubre, 2007, 6:10, Categoría: 15-Respuestas

                                                    

Pregunta: Estimados hermanos/as me gustaría saber si alguna autoridad general ha hablado de Prioridades Proféticas y que son tres:
a) Fortalecer la fe en Jesucristo.
b) Fortalecer a las familias.
c) Cuidar las generaciones emergentes.
He escuchado a líderes locales respecto de esto pero no he podido encontrar algo en Liahona.
Gracias y saludos.

Respuesta: Es una pregunta muy interesante, para empezar debemos comprender que es por medio de los profetas, videntes y reveladores que el Señor manifiesta su voluntad a sus hijos sobre la tierra y que esta guia llega a nosotros por medio de los lideres locales. Debemos recordar que hay dos tipos de instrucciones: (1) las que recibimos como miembros (por medio de las Conferencias de la Iglesia y que son publicadas en las revistas de la Iglesia) y (2) las que recibimos como lideres (por medio de los lideres del sacerdocio y que nos llegan por medio de cartas, boletines, instruciones, videos, via satelite y no son de conocimiento de los miembros en general).

Por medio de sus profetas el Señor nos manifiesta en que debemos concentrarnos y desde hace varios años se les a estado recalcando a los lideres locales del sacerdocio que se concentren en los tres temas que usted a mencionado. 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

¿Es incorrecto criticar?

Por lualcaro - 11 de Marzo, 2007, 4:24, Categoría: 15-Respuestas

Asunto: [ezinesud] Dos tipos de critica
Fecha: 7 de Junio, 2005  03:23:35 (+0200)
Autor: JPMarichal <jpmarichal @.....com>

DOS TIPOS DE CRÍTICA

"Me he persuadido de que muchos no entienden las enseñanzas de la Iglesia sobre la crítica personal, especialmente la crítica de los miembros de la Iglesia hacia los líderes de la Iglesia.

"No me refiero al tipo de crítica que el diccionario define como "el acto de juzgar los méritos de alguna cosa"... esa clase de crítica es inherente al ejercicio del albedrío y la libertad... Este tipo de crítica se dirige usualmente hacia los asuntos, y es usualmente constructiva.

"Mis advertencias contra la crítica se refieren a otro de sus significados, el cual el diccionario define como "el acto de hacer juicios severos; censurar; señalar faltas"... atacar el carácter o reputación de [una persona que no está presente]... Este tipo de crítica se dirige generalmente hacia las personas, y es generalmente destructiva.

-Dallin H. Oaks, "Criticism", traducción libre.


Preguntas para el análisis:

  • De acuerdo con el élder Oaks, ¿existe la crítica constructiva? Si es así, ¿cuáles son sus características?

  • ¿Qué es lo que distingue la crítica destructiva de la crítica constructiva?

  • ¿Cuál de los tipos de crítica definidos por el élder Oaks se dirige hacia los asuntos y cuál hacia las personas?¿Por qué es tan importante destacar esta diferencia?

  • ¿Cuál de estos tipos de crítica es un derecho inherente?

  • Basados en el análisis anterior, ¿sería propio o más bien exagerado decir que la crítica personal, cuyo efecto se describe como destructivo, no es un derecho, sino una atribución que se toman las personas como un abuso del ejercicio de su libertad?

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Por qué hacemos algunas de las cosas que hacemos

Por lualcaro - 24 de Febrero, 2007, 16:57, Categoría: 15-Respuestas

Por qué hacemos algunas de las cosas que hacemos

Presidente Gordon B. Hinckley

Presidente Gordon B. Hinckley

La gente nos pregunta por qué patrocinamos una institución tan grande y costosa que básicamente se concentra en la educación secular. La pregunta es apropiada. Ese patrocinio tiene una base doctrinal.

El Señor ha decretado por medio de la revelación:

"Enseñaos diligentemente, y mi gracia os acompañará, para que seáis más perfectamente instruidos en teoría, en principio, en doctrina, en la ley del evangelio, en todas las cosas que pertenecen al reino de Dios, que os conviene comprender;

"de cosas tanto en el cielo como en la tierra, y debajo de la tierra; cosas que han sido, que son y que pronto han de acontecer; cosas que existen en el país, cosas que existen en el extranjero, las guerras y perplejidades de las naciones, y los juicios que se ciernen sobre el país; y también el conocimiento de los países y de los reinos,

"a fin de que estéis preparados en todas las cosas, cuando de nuevo os envíe a magnificar el llamamiento al cual os he nombrado y la misión con la que os he comisionado" (D. y C. 88:78­80).

Resulta obvio entonces que estamos obligados a aprender no sólo lo relacionado con lo eclesiástico sino también con lo secular. En la Iglesia existe una tradición en cuanto a eso. En Kirtland había una Escuela de los Profetas; en Nauvoo la Sala de los Setenta que se utilizaba con fines educativos, y además se había proyectado edificar una universidad.

Cuando los santos llegaron a los valles del Oeste, se establecieron academias para capacitar a la juventud, y en 1850 nuestros antepasados pioneros aprobaron los estatutos de la Universidad de Utah. La Universidad Brigham Young se fundó mucho más tarde, sobreviviendo a la mayoría de las academias de la Iglesia. Ha crecido hasta tener inscritos en la actualidad más de 27.000 alumnos. Es un grupo numeroso de estudiantes, pero es una fracción muy pequeña de los jóvenes de la Iglesia que son dignos de obtener educación universitaria. Podemos dar cabida a relativamente unos pocos; pero si no podemos dar cupo a todos, ¿por qué se lo damos a algunos? La respuesta es que, si no podemos dar cabida a todos, démosla a todos los que podamos. El número de alumnos a los cuales se puede dar cupo dentro de la universidad es limitado, pero la influencia de ella es ilimitada. Se están realizando enormes esfuerzos por aumentar y expandir esa influencia.

¡Cuán afortunados son aquellos que tienen la oportunidad de asistir! Llego al borde del enojo cuando escucho protestas entre los alumnos o el personal docente. Estoy agradecido de poder decir que, con unas pocas excepciones, tanto los que llegan a aprender como los que enseñan agradecen esa gran bendición y son conscientes de ella.

http://www.lds.org/conference/talk/display/0,5232,89-3-5-21,00.html

Permalink :: Comentar | Referencias (0)